Atentar contra la moralidad, las buenas costumbres y la salud pública: la prostitución femenina vista en sus reglamentos: Ciudad de México, década de 1860

Los primeros intentos por regularizar y restringir el ejercicio de la prostitución femenina en el México independiente datan de 1862 durante la presidencia de Benito Juárez; sin embargo, dadas las condiciones de la vida nacional de ese momento, fue hasta el Segundo Imperio Mexicano que se pudo poner en marcha tal política.

La aparición del Reglamento a la prostitución de 1865 y su subsecuente Registro de mujeres públicas…, muestran una preocupación por parte del gobierno de Maximiliano de Habsburgo por controlar los contagios de sífilis entre la población, particularmente entre los cuerpos militares extranjeros que le acompañaron a la aventura mexicana, pero también exponen cómo cuestiones morales continuaban siendo relevantes para las sociedades europeas y latinoamericanas, al procurar entre otros tantos temas contenidos en esta legislación, restringir la visibilidad pública de estas mujeres. Vale la pena destacar también la novedad legislativa en materia laboral que Maximiliano implementó para protección de este grupo de trabajadoras: un conjunto de proyectos que las protegía de abusos físicos y económicos al interior de las casas de tolerancia y la opción también de un retiro digno a la “vida honrada” con la creación de una casa-asilo para mujeres arrepentidas y reclusas.

Por Ana Margarita Ramírez Sánchez

Leer artículo completo en PDF: Atentar contra la moralidad, las buenas costumbres y la salud pública: la prostitución femenina vista en sus reglamentos: Ciudad de México, década de 1860

Sorry, comments for this entry are closed at this time.